martes, 20 de octubre de 2009

Siguen acusando diputado Julio Romero de violar mujeres

]

El diputado Julio Romero, del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), por la provincia Santo Domingo Este, tiene un hijo de 22 años, a quien no ha dado su apellido, pese a que prueba de ADN confirmó la paternidad en un 99.98%, según revelación hecha la noche de este lunes por el programa El Informe con Alicia Ortega, que pudo contactar al joven Gabriel Eduardo Castillo y a su madre Luz Yanina Castillo, quienes habitan en San José de Ocoa.

Igualmente, el programa que produce y conduce la periodista Alicia Ortega por Antena Latina, presentó las denuncias de dos mujeres, residente en un país de Sudamérica y Estados Unidos, respectivamente, quienes alegadamente fueron violadas en su adolescencia por el diputado perredeista.

Ambas mujeres presentaron sus testimonios en dicho programa con la condición de que sus nombres se mantengan en el anonimato, aunque dicen que encaminarán acciones legales contra el legislador.

De su parte, el legislador negó que haya cometido acto de violación sexual contra mujer alguna, y entregó un acto de alguacil a la productora del programa Alicia Ortega, donde la incrimina aplazar la difusión del reportaje.

La periodista Ortega definió la acción del diputado como un intento de censura previa que trata de intimidarla, asegurando que el deber de informar se impone por encima de todas las invectivas para bloquear el periodismo veraz y responsable.

La señora Castillo, quien fue embarazada por Romero cuando apenas tenía 17 años, narró que en distintas ocasiones trató de acercarse al legislador, quien en la sazón era vendedor, para relacionarlo con su hijo, pero que sin embargo, el congresista se mantuvo todo el tiempo evasivo, negando haber tenido relaciones con ella, hasta que aceptó una prueba de paternidad que arrojó un nivel de parentesco de 99.98%.

Agregó que a pesar de las pruebas irrefutables, Romero se ha resistido a reconocer a Eduardo Gabriel Castillo, un joven que para subsistir ha tenido que dedicarse al motoconcho y hasta se vio precisado abandonar la escuela en el tercero de bachillerato.

Rosa Velásquez, secretaria del Juzgado de Paz San José de Ocoa, reveló que contra Romero se dictó la sentencia 166 del 10 de julio de 2002, firmada por el juez José Eliseo Pérez Medina, que le impuso una manutención a favor de su hijo.

Del mismo modo, Romero encara una demanda en paternidad y manutención de parte de la estudiante, Yuilmi Peguero, de 18 años, a la que presuntamente embarazó cuando era menor de edad. El caso fue difundido la semana pasada en el mismo programa.

Romero ha puesto en dudas la paternidad del niño de Peguero, de apenas cinco meses de nacido.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada